Foro de Captain Tsubasa. Publica tus fanfics, fanarts y discute sobre tus personajes favoritos!!
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Sorpresas de San Valentín

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Raissa
Administrador
Administrador
avatar

Zodiaco : Cáncer
Signo chino : Perro
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2015
Edad : 23
Localización : Quito, Ecuador

MensajeTema: Sorpresas de San Valentín   Jue Oct 15, 2015 10:05 pm

Este fue escrito en 2011, perdón por mala redacción Embarassed

-------------

Ayame, una castaña de ojos cafés, vive con su esposo Munemasa Katagiri, un moreno de ojos cafés, que suele portar uno lentes, en una elegante casa en la ciudad de Shizuoka, él es el uno de los directivos en la Asociación Japonesa de Futbol, ella es ejecutiva en la principal empresa de la prefectura. Ayame tiene 26 años, mientras que su esposo tiene 30 años.

Ambos tienen muchos amigos en común, pero quien más interesantes les son, es la morena de ojos azules, Akatsuki Nasakka, quien hace poco término sus estudios en diseño grafico e informática en la mejor universidad de la ciudad, algo que le ha costado un poco. La otra persona es Makoto Sôda, también un moreno de ojos cafés oscuros, él tiene un año de llevar a práctica sus estudios de periodismo deportivo.

Akatsuki tiene 20 años, mientras que Makoto cuenta con 27. Ahora son solamente amigos, pero los demás creen que entre ellos hay algo, pero nunca se ha demostrado que asi sea.

El día 14 de Febrero, las mujeres habían preparado, primero, lo típico que es hacer en Japón, entregar el chocolate negro a algún chico, segundo, Ayame se había levantado muy temprano, le preparo un desayuno exquisito a Munemasa; por la noche, los cuatro nombrados se dirigieron a un restaurante muy fino, allí la cena era de las mejores que se podía degustar, todo pagado por las jóvenes.

Además de lo anterior, las chicas regalaron algo un tanto caro para su esposo y amigo, Ayame le regalo un bolígrafo Parker a Munemasa, de los cuales salieron contadas unidades, mientras que Akatsuki le ha dado a Makoto un par de entradas para poder ver un partido de futbol, uno al que tanto ha querido ir y al final no, asique para su suerte recibe dos, uno para él y otro para uno de sus amigos, el camarógrafo, asi podrían registrar en partido.

Una vez terminada la cena, los Katagiri se dirigen hacia su hogar, los más jóvenes terminan la noche charlando hasta muy tarde, siendo agradable la charla.

Para poder devolverles el favor, Munemasa y Makoto quieren hacer algo igual o mejor para las chicas, Munemasa estaría con su pareja claramente, y Makoto con su amiga Akatsuki.

En Japón se acostumbra que cada 14 de Marzo, que corresponde al Día Blanco, después de San Valentín, los hombres les regalen algo a las mujeres de las cuales recibieron regalo el 14 de Febrero.

Makoto, por ser novato en este tipo de festejos, no sabía exactamente qué hacer ni mucho menos que darle a su amiga Akatsuki. Nunca antes había hecho algo como esto y prácticamente, estas fechas las evadía como un gato evade el agua. Pero este año sería diferente. Este año sería diferente. ¿Por qué? Pues porque él quiere aprovechar la fecha y confesarle lo que de verdad siente el por Akatsuki. Pero por más que intentaba buscar la manera de hacerlo, más se desesperaba ya que no sabía cómo hacerlo.

-Maldición.- decía él mientras tiraba un papel al suelo.

-¿Por qué tan frustrado, Makoto?- era Munemasa quien había decido tomar un paseo por las canchas de soccer.

-Hola, señor. Pues vera, estoy en un dilema.

-A ver, dime. Tal vez te sea de ayuda.

-Pues vera, como ya se acerca el Día Blanco…

-¡Maldición! ¡Había olvidado que pronto será Día Blanco!- exclama Munemasa de pronto. A lo cual se asusta Makoto, no porque a Munemasa se la había olvidado tal importante fecha por estar el casado, sino porque era la primera vez que lo veía hablar así.

-Como iba diciendo…

-Disculpa, no debí de hacer eso.

-Claro. Pues, como ya se acerca el Día Blanco, quería regalarle algo igual de especial a Akatsuki y también pedirle que fuera mi novia, pero no se me ocurre nada. Señor, usted que está casado, ¿me podría dar alguna ayuda?

-Me lo imaginaba. Bien decía mi Ayame que tu y Akatsuki terminarían juntos. Y de ayuda… ¿No tienes nada en mente?

-No, señor, nada.- contesto tristemente Makoto.

Munemasa no era un experto en estas cosas también pero al ver la cara triste del joven, solo le recordó la primera vez en la que él se encontraba en esa misma situación.

-¿Cuáles son sus flores favoritas?

-Los crisantemos.

-Hay una florería que abrió hace poco cerca de los campos de entrenamiento. Puedes ir ahí y pedir un ramo de crisantemos.

-Eso esta bueno.

-Y pues… ¡Jejeje…!

-¿De qué se ríe?- ahora pensaba que Munemasa se había vuelto loco.

-Solo es algo que me acorde. Pero lo que te iba a decir es que aparte de las flores, puedes buscar un lugar que sea significativo para Uds. dos y ahí pedirle que sea tu novia, y le puedes dar un bonito juego de joyería de plata que no es tan caro para tu bolsillo. Puedes ir a la joyería que está enfrente y me mencionas y te dan descuento, si quieres.

-Gracias. ¿Lugar significativo?

-Sí. Cuando yo le propuse matrimonio a mi esposa, fue en el parque que está detrás de este campo de entrenamiento. De hecho, ahí fue donde nos conocimos. Ella estaba perdida ya que no hallaba donde era la entrada a los campos. Pero bueno, esa es otra historia. He descansado mucho. Será mejor que regrese a trabajar. Makoto, cuídate y no te preocupes demasiado, que yo se que a Akatsuki le encantara.- y con eso Munemasa se fue de vuelta a su oficina.

-Gracias…

Pasaron cuatro días rápidamente y ya había llegado el Día Blanco. Makoto llamo desde muy temprano a su futura novia para decirle que en cuanto se levantara de la cama, un suculento desayuno le esperaba. Esto lo había logrado gracias a Ayame quien todavía poseía la llave del apartamento que antes compartían juntas; para después decirle que a las 4:30pm la esperaba en el observador que daba vista a la ciudad completa. Extrañada, Akatsuki se va al lugar acordado sin darse cuenta de la fecha.

-¿Por qué será que me habrá hecho venir hasta acá?

-Hola. Veo que llegaste. Y, gracias por venir.- decía Makoto mientras se posaba al lado de ella y veían ambos como lentamente el cielo cambiaba de azul a rojizo.

-Gracias por el desayuno. Me encanto.- dijo ella bajando la mirada para que Makoto no viera lo sonrojada que se estaba poniendo.

-No hay de qué. Tú sabes que por ti, hago lo que sea.- dijo mirándola a los ojos.

Akatsuki no podía hacer más que sonrojarse y debido a esto, no noto cuando Makoto la atrajo hacia él para abrazarla tiernamente. Ella podía sentir el latido cada vez más fuerte de Makoto y él también podía sentir el latido de su acompañante. Estuvieron así por varios minutos, hasta que Makoto la alejo un poco de sí para que viera el horizonte que ahora estaba más rojizo.

-¿Ves la ciudad y donde estamos nosotros?- le pregunto.

-Si…

-Pues así como la ciudad se pierde en el horizonte, y hace ver que es infinito, así es mi amor por ti.

Akatsuki se da la vuelta para quedar viendo a Makoto sin poder creer lo que había escuchado, pero un rápido movimiento y el contacto de sus labios con los de Makoto hicieron que ella creyera lo que él había dicho. Makoto la rodea con sus brazos y la besa apasionadamente por unos momentos hasta que recuerda lo último que iba hacer.

-Akatsuki…- ahora era el turno de el de sonrojarse.

-¿Dime?

-Se que nos conocemos desde hace mucho, pero… quería decirte que tu me gustas demasiado, hasta he empezado a amarte y…

-¿Y?

-¿Quieres ser mi novia?- dijo finalmente. Se hizo unos segundos de silencio que Makoto llego a pensar que todo lo que había hecho era en vano y estaba dispuesto a marcharse de ahí, cuando Akatsuki lo tomo por la camisa para tenerlo frente a frente y sin darle tiempo de analizar las cosas lo besa.

-Claro que si acepto ser tu novia…-dijo ella después de terminarle de besar, mientras Makoto tenía la boca formando una “o”, que rápidamente cambia por una media luna de blancas perlas, haciendo lo mismo la joven, que para terminar, se abrazan y Makoto eleva a la joven un poco de suelo, mientras giraban alegres sobre la ciudad.

-----
Mientras el par de jóvenes disfrutaban de sus primeros momentos como pareja, Ayame se encontraba disgustada, sentada en uno de los sofás vino tinto, últimamente Munemasa ha venido tarde del trabajo, cosas que hacen enojar a la mujer, ya que ni siquiera avisa.

Y justamente el 14 de Marzo vuelve a ser un día mas de esos, Munemasa Katagiri no llega a su hora acostumbrada de las seis y treinta de la tarde, no ha vuelto a dejar su abrigo en el perchero mientras besa a su esposa y contándole lo mucho que la ha extrañado.

Para no enojarse más, la ejecutiva decide salir a tomar un poco de aire, y suponiendo que su marido llegaría tarde de nuevo, decide arreglarse un tanto, sin siquiera preparar una cena o algo de comer, alista unas de las mejores prendas que tiene en su closet, guarda dinero y demás cosas en su bolso y se prepara para salir.

Cuando se disponía a abrir la puerta principal, el timbre de la casa suena, y estando cerca, decide abrir la puerta de una vez, encontrándose con un uniformado, un chofer específicamente:-Buena tarde señora, le he venido a recoger, le llevare a un lugar donde terminara de ver el amor-hablaba el joven, su pronunciación era la más adecuada, su voz y su porte le ayudaban todo.

-¿Recogerme? ¿Lugar? ¿Qué significa esto?-se limitaba a preguntas la señora Katagiri, momentos en los cuales el chofer muestra su coche, mientras estiraba elegantemente su brazo.

-Si gusta, puede acompañarme ahora mismo, seguramente le gustara el lugar, si cree que es un juego, o algo malo, no se preocupe, estará todo bien, de lo contrario, todo ya hubiera sucedido.

-“Tiene razón, además, Munemasa no ha aparecido estos días a la hora correcta, llega a las 9 y es muy raro todo, asique me iré”-pensó ella mientras aseguraba la casa y entraba al coche negro, era un Mercedes Benz, un modelo elegante, de los últimos que han sacado.

-En frente suyo encontrara una nota-decia mientras se aseguraba el cinturón de seguridad y emprendía marcha hacia el lugar misterioso.

-“Ya sé que el yo de ahora no es el de antes, pero mi amor por ti no ha de cambiar”-empezaba a leer la nota, la cual tenía frases muy lindas, pero ninguna firma, algo que dejaba a la joven en un interrogante.

Pasan varios minutos, hasta que al fin llegan a aquel lugar. Un tanto solitario pero con toque de que allí vivía o iba mucha gente. El chofer guía a la castaña por un corto camina hacia arriba, donde a la mitad le deja y le dice:-Hasta aquí ha llegado mi trabajo, ahora debe alcanzar lo que falta-decia mientras se quitaba el sombrero y hacia una venia perfecta, como si años llevara haciéndolas.

-“Continuar desde aquí”-decia mientras emprendía la marcha hacia arriba.
A medida que recorría el camino, unas luces colgaban y faroles, hasta que se encontró una mesa iluminada por velas en el centro, y en sus alrededores se hallaban unas antorchas elegantes, había cerca un árbol grandote, donde colgaban más faroles, luces de colores:-¿Pero quién habrá organizado todo esto?-pregunto al aire la joven.

-He sido yo-un hombre sale de detrás del árbol, su atuendo era diferente del que se solía ver comúnmente.

-¡Munemasa, amor!-se sorprendió la joven, su esposo se había vestido muy elegantemente, más de lo casual, parece que hubiera salido de una película.

-Y esto y más… Solo porque te amo.

-Munemasa…-hablo la joven con una voz hermosa, el corazón le latía fuertemente, todo lo que estaba en frente de sus ojos era un sueño.

El señor invita a la joven a disfrutar de la cena, su cara de hambre se hacía visible y él, atento como siempre, complace a su mujer.

Una vez terminada la cena, la luna empieza a dar uno de sus mejores brillos, y una mano con un guante blanco puro se asoma por lo que divisaba la vista de la joven:-¿Me permite llevarla?-decia mientras se agachaba un poco, como si la fuese a sacar a bailar.

-Por supuesto-respondió mientras posaba su mano en la del hombre.

Continúan un camino que lleva aun más arriba, donde la luna mejor se veía y parte del rio que es muy limpio, el reflejo de la luna se ve hermoso, haciendo que los ojos de la pareja brillen a todo dar. Con ese gran paisaje, Munemasa abraza a su pareja, para seguido darle un beso tierno, cálido y apasionado.

-Asique… ¿Es por esto que no venias a casa temprano?-dijo con una pequeña sonrisa.

-No… También por esto…-dijo mientras cuidadosamente, sosteniendo aun en sus brazos a su amada, giraba y sacaba su mano finamente, mostrando un carruaje muy bien decorado, con un caballo de raza, totalmente blanco, su jinete era algo de edad, pero se veía su belleza.

-Munemasa… Cariño, que hermoso…-miraba ella con gratitud, mientras sostenida del brazo de su esposo, caminaban hacia el carruaje, donde delicadamente ella subía con ayuda de su esposo, seguidamente el sube.

Una vez en el carruaje, emprenden marcha para observar el paisaje, sin saber por cual camino, llegan al parque, donde se sentía una atmosfera agradable de amor:-Mi siempre amada y única Ayame…

-Munemasa…-después de tanto sus mejillas se volvían a sonrojar con las palabras de un hombre.

-Nunca te dejare, y por más que asi no parezca, nunca dudes de que te amo, no estaré contigo físicamente, pero dentro de mi corazón tu estarás, y yo dentro del tuyo, cuidándonos nuestras almas… Para siempre.

-…-simplemente callaba ella, donde se notaba su sonrojo, además de gratitud y amor en sus ojos, lo cual fue más que suficiente para el señor Katagiri, donde compartieron un abrazo fuerte y unos corteses besos, ya que en Japón no se pueden besar en público, pero han cuidado demasiado eso.

La noche termina y la pareja vuelve a su hogar para sellarla inolvidablemente, mientras la otra pareja empezaba a recorrer el nuevo camino, veían desde el observador la luna iluminar la ciudad, donde compartían un abrazo.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ctfans.forosweb.net
Anita Misaki
Administrador
Administrador
avatar

Zodiaco : León
Signo chino : Mono
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 15/10/2015
Edad : 25
Localización : Físicamente en España, ficticiamente en Alemania *w*

MensajeTema: Re: Sorpresas de San Valentín   Jue Oct 15, 2015 10:27 pm

Andaaa! menudas sorpresas que se monta aquí el Mune! jajaaja. Ayame, que no te estaba engañando, que el hombre estaba preparándote esa sorpresota Very Happy
Y Makoto, inexperto el pobre, me dio ternura ^^ al menos consiguió ser novio de Akatsuki weee Razz
Una curiosidad, ¿El día Blanco existe de verdad o lo pusiste tú? Es pura curiosidad, porque desconocía de tal cosa.
PEro qué bonito!!! Me encantó Very Happy

_________________


* .. Debes luchar por lograr tus sueños, aunque tu alma y cuerpo se consuman en el intento de alcanzarlo .. *
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://aniitabecker@gmail.com
Raissa
Administrador
Administrador
avatar

Zodiaco : Cáncer
Signo chino : Perro
Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 09/04/2015
Edad : 23
Localización : Quito, Ecuador

MensajeTema: Re: Sorpresas de San Valentín   Jue Oct 15, 2015 10:33 pm

Anita ^^ Je, je. El día blanco existe, en ese entonces me enteré de eso y quedó perfecto para el fic. Hay varios anime en los que colocan ese detalle pero la verdad desconozco (no soy de ver mucho anime xD)

Antes sí que tenía inspiración para cosas románticas xD

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://ctfans.forosweb.net
Mary Ozora
Liga escolar
Liga escolar
avatar

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 15/10/2015

MensajeTema: Re: Sorpresas de San Valentín   Vie Oct 16, 2015 10:12 pm

Oye, yo también quiero una sorpresa de esas! Debe de ser algo tan especial y bpnito que lloraría seguro!
Y Munemasa... "Regalale flores" Por favor, Munemasa, que eso es muy poco original! XDDD
¿Ves? Lo que le preparaste a Ayame me gustó más jajaja, claro, al pobre Makoto le das una idea más normal, pero tú a lo grande no? jum
Lo del desayuno sí, eh, por eso voto!!
Qué bonito! Es el pimer fic, bueno one-shot que leo de tu personaje y Makoto, espero poder leer mas Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sorpresas de San Valentín   

Volver arriba Ir abajo
 
Sorpresas de San Valentín
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Captain Tsubasa's Fans :: Captain Tsubasa :: Fanfics-
Cambiar a: