Foro de Captain Tsubasa. Publica tus fanfics, fanarts y discute sobre tus personajes favoritos!!
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La felicidad; ¿Se me escapa de las manos?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Anita Misaki
Administrador
Administrador
avatar

Zodiaco : León
Signo chino : Mono
Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 15/10/2015
Edad : 25
Localización : Físicamente en España, ficticiamente en Alemania *w*

MensajeTema: La felicidad; ¿Se me escapa de las manos?   Jue Oct 15, 2015 9:58 pm

Capítulo I

Bueno, pues aquí empieza otro día de mi aburrida vida. El odioso ruido del despertador me dice que es la hora indicada, más bien temprana diría yo, dándome a entender que me tengo que levantar. Me tapo la cabeza con la almohada, y le hago caso omiso al ruido, a ver si así se cansa de sonar, pero nada, parece que el tío tiene más pilas que yo, tendrá pilas duracell, supongo, porque sigue sin callarse. Ya hartito, apago el desesperante despertador mirándolo con ojos fulminantes tirándolo al suelo para que se calle a la vez que remoloneo en la cama para quitarme la pereza. A los cinco minutos me levanto directo al baño.

No sé por qué tengo siempre la costumbre de ducharme por las mañanas, tal vez para hacer que se me terminen de despegar los párpados, pero aun así, si cuando vengo de los entrenamientos vengo empapado en sudor, debería ducharme después, ¿no?, sí, debería hacerlo así, de ese modo, gastaría menos agua…Pero ahora, mejor me meto ya en la ducha ya que en este momento está ya corriendo el agua, y por una vez que se digna a salir agua caliente en condiciones, no pienso desperdiciarlo. Me voy a dejar de charlas porque si no, me da a mí que no llego.

Una toalla para la cintura, otra para el pelo y un poco de desodorante, sí, eso nada más necesito después de una duchita calentita. Después me pongo mi ropa interior, mis medias de entrenamientos hasta las rodillas, el chándal del club, un poco de gomina para dominar mi rebelde e indomable pelo y unas gotitas de colonia, aunque se me irá el olor de la colonia en nada, por el sudor y eso…no me tomen por un cochino, pero es que me paso toda la mañana corriendo y pues, así sí se suda…

Bueno, ya duchado y limpito, me voy a dirigir a la cocina, mi estómago reclama comida. Llego a la cocina y me preparo unas tostadas con mantequilla y un café descafeinado ligerito. En desayunar tardo casi nada, y miro el reloj de la pared, que me alerta de que me quedan quince minutos, los justos para coger mi bolsa de deporte y largarme a toda velocidad, ojo, pero moderada, soy un conductor prudente.

Recojo los platos del desayuno y los meto en el lavavajillas, él hará el trabajo por mí, y me voy a por la bolsa de deporte al dormitorio, cojo las llaves de la casa y del coche que están en la entradita y salgo por la puerta de mi departamento.

Le doy al botón del ascensor, y en él me encuentro a la vecina del quinto, ¡Dios, pero mira que es hermosa esta mujer!, Ella me saluda y yo le respondo, después de eso, mientras bajamos, no nos volvemos a dirigir la palabra. Una vez fuera del ascensor, nos despedimos con un simple "Hasta luego" y cada uno se va por el lado contrario. ¿Es mi imaginación o había un poco de tensión ahí dentro?

Me dejo de imaginar cosas antes de que mi mente y mi cuerpo me jueguen una mala pasada y voy a por mi coche. Saco las llaves de mi bolsillo, y antes de abrirlo, me quedo mirando el auto mientras exclamo la misma frase hasta que me acostumbre a él, ¡Qué cochazo que tengo! ¿Qué? ¿Que parece que soy un poco exagerado? Bueno algo así, pero es que es una pasada mi coche, vosotros también diríais lo mismo si lo vierais. Bueno, me meto ya en el coche y lo arranco para irme a la ciudad deportiva de mi club, mira que en una hora sí que me dan tiempo de hacer cosas, estoy asombrado con mis propios records, soy una bala...

El camino parece que se me ha hecho muy largo y el reloj juega en mi contra, a duras penas consigo entrar a la concentración antes de que cierren las puertas.
Llego a los vestuarios y saludo a mis compañeros, que como parecen que son más madrugadores que yo, han llegado antes y ya están medio cambiados.

En mi taquilla suelto la bolsa de deporte y me pongo a cambiarme, mientras mi amigo de equipo me saluda y se burla de mi con sus sarcasmos. En todo caso, debería burlarme yo de él, ya que siempre lleva una gorra inseparable que no se la quita ni para dormir, debe ser incómodo.

-"Vaya amigo, parece que se te pegaron las sábanas, otra vez"-se burla de mí el portero
-"Mejor cállate Wakabayashi, que eso no es asunto tuyo, dedícate a tus cosas y no te metas en vidas ajenas"-le contesto de mal modo, ¿Que por qué le contesté así?, nada, es mi modo de saludarle, ja, ja, somos así de amiguitos que ni nos molesta nada.
-"¿Qué tal pasaste el fin de semana?"
-"Tss…ni bien ni mal, salí por ahí y ya está, como siempre, aburrido ¿Y tú qué hiciste"
-"Ya veo, entretenido…¿Yo?, pasármelo genial, conocí a una chica que ¡Qué chica Señor! es guapísima, lo tiene todo..."-fanfarronea mi amigo
-"¿Y que es de solo una noche o esta vez vas a durar con ella un poco más de veinticuatro horas?"-ahora soy yo quién mete cizaña, no crean mal de mi compañero, sólo que parece que él odia los compromisos, y es más bien un alma libre que vuela de flor en flor, mejor dicho, un día está con una, otro día con otra, no quiere
atarse a ninguna mujer, espero que esa decisión cambie ya que ya no tiene edad para andar así por la vida, lo que tiene que pensar es en buscarse a una mujer que le llene personalmente y se centre, es un poco cabeza loca.

-"Pues amigo, ya me conoces, no soy una persona que se "ate" a una persona tan fácilmente"-me contesta-"Lo mío no es estar embobado y encaprichado a un solo corazón, me gusta estar soltero"
-"No, si ya se nota, por lo que veo no tienes ganas de echarte una novia en condiciones"
-"No"-me niega rápidamente-"mírame Schneider, soy joven, famoso y apuesto, ¿No crees que es mejor disfrutar de la vida antes de que ya no puedas? ya tendré tiempo de atarme a una mujer en su momento, por ahora a vivir la vida, que son dos días"-y después de decirme eso, se va del vestuario soltando una carcajada y un aviso por parte de mi entrenador que en ese momento, aparece por la puerta. Bueno…el que faltaba...
-"Schneider, aunque seas uno de nuestros jugadores estrellas no te da derecho a llegar tarde al campo y estar de charlas en el vestuario"-me regaña. Mira que odio que me hable de ese modo. Más me gustaría a mí contestarle de mal modo y decirle un par de cosas y dejarlo en su lugar, pero no, como siempre, me callo y asiento.
-"Sí, señor, perdóneme, enseguida voy"-mi entrenador me advierte que más me vale que llegue en dos minutos a estirar, o me quedo sin jugar el próximo partido.

Bueno…pues éste soy yo, Karl Heinz Schneider, así me llamo, ¿Qué? ¿Que por qué no me presenté antes? pues no lo sé, ni tiempo tuve con las prisas con las que iba. Bueno que pierdo el hilo, soy Schneider, que así es como me llaman mis amigos y demás gente, menos mi familia, claro. Tengo veintiún años, ¿Qué viejo soy ya eh?, soy un muchacho rubio con ojos azules, que vive solo en un apartamento en el centro de la ciudad. Soy un jugador de fútbol, más claramente del equipo Bayern Múnich del que soy el capitán, al igual que lo soy en mi selección, la Alemana. A veces me paro a pensar que qué será de mi vida por el tema de la fama y cosas así…Bueno amigos, que dejo de hablar de mi vida y me voy a entrenar, me juego mi puesto en el próximo partido.

___

Ay amigos, esto es muy duro...y ya llevo tres horas corriendo, como se nota que el entrenador no es el que tiene que correr...pide demasiado, pero no me puedo quejar, este entrenamiento no es ni la mitad de intenso que como deberían serlo, esto ya es serio, soy un futbolista profesional y no me puedo ir quejando tengo que aguantarlo como sea.

Al fin nos da un descanso, se habrá quedado a gusto el tío de vernos sudar la gota gorda bajo este caluroso sol.
Yo no desperdicio ni un segundo de los cinco minutos que nos ha dado de descanso y voy a refrescarme a una fuente que hay para tomar agua, bueno tomar, beberme media fuente porque estoy seco.
Mi amigo Wakabayashi me sigue y se pone nuevamente a hablar conmigo.

-"Oye Schneider, Kaltz, Schuster (creo que así no se escribe, pero no sé cómo se escribe bien), Levin y yo habíamos pensando en ir por ahí esta noche, ¿Te apuntas?"
-"¿Salir por ahí?, Wakabayashi, es entre semana, ¿no te parece que las salidas las dejamos mejor para los fines de semana?"-le pregunto
-"Creo que no me has entendido, lo que quiero decir es que nos vamos por ahí a un karaoke que han abierto hace poco y quería saber si te apuntabas, no estaremos mucho tiempo"
Bueno eso ya cambia las cosas, pero aún así, paso de ir que después que si se ríen de mí por como canto, que si me pongo como una cuba porque me empiezan a dar traguitos uno detrás de otro y encima me acostaría a las tantas y al día siguiente hay entrenamientos y hay que levantarse temprano, y con lo mal que lo llevo yo eso de madrugar...no me levantaría de la cama ni el guardia de la campana..
-"No Wakabayashi, paso de ir, tengo cosas que hacer"-le miento para que así no me insista para que vaya
-"Pero hermano, si lo vamos a pasar de miedo…venga ya, ¿qué cosas más importantes tienes que hacer para no poder asistir al karaoke con tus amigos?-me preguntó. Y dale, que no se cansa el amigo que sigue insistiendo, no si me acabará convenciendo...espero que no.-.bueno, yo por el momento no cambio mi respuesta.
-"Pues tener dulces sueños con la almohada"-hala, a ver si así me deja ya.
-"Sí, sí, lo que tú digas, bueno, haz lo que quieras, nosotros nos iremos a esto sobre las doce, si te quieres apuntar me das un telefonazo y quedamos allí"-él se marcha y yo me quedo pensando. ¿A las doce?, pues menos mal que decía que no iban a estar mucho tiempo. Sí, sí, que mañana tendrán que llevar gafas para que el entrenador no les vea las ojeras que tendrán...bueno, allá ellos, yo soy un chico responsable. Sí, responsable…me río hasta de mí por el comentario que he dicho. ¿Yo responsable? ¡Anda ya! Si no voy no es porque sea muy responsable, sino porque como vaya, cualquiera me despierta mañana...
No puede ser….el entrenador ya nos llama para seguir entrenando ¿Tan pronto se han pasado los cinco minutos? esto ya es el colmo, bueno, pues me voy a entrenar nuevamente.

___

Sí, ya son las ocho, la hora en la que terminan los entrenamientos y ya puedo volver a casa. Me voy a los vestuarios muy cansado pero a la vez contento de que esto ya hubiera acabado.

Me meto en las duchas y me relajo bajo el chorro de agua caliente..qué gusto el que te puedas duchar con agua caliente sin que cada dos minutos se pase al agua fría como en mi departamento.

Salgo de la ducha y me pongo nuevamente mi chándal del club. Me despido de mis compañeros mientras que Wakabayashi me vuelve a insistir en que si me decido apuntar a lo de esta noche que lo llame, yo asiento para que se calle y me deje en paz y me voy a por mi coche.

Después de conducir unos diez minutos, llego a mi pisito querido, subo por el ascensor y saco mis llaves, pero me doy cuenta que mi puerta está sin llave echada ¿Pero cómo?, si yo eché la llave antes de irme…no creo que me hayan robado. ¿O sí?, no creo mejor entro y salgo de dudas.

Al entrar y cerrar la puerta alguien grita mi nombre, dándome a entender que estaba metido en un lío .¿Que quién me llama?...Ya veréis...

-"Karl, ¿Ser puede saber qué horas son éstas?, me dijiste que después de los entrenamientos irías a mi casa, hice bien en venir aquí porque sabía que se te iba a olvidar"-me reprocha una chica rubia. ¿Quién es y cómo ha entrado a mi casa? Bueno, esta chica rubia con ojos verdes y pelo rizado se llama Anita Misaki y es mi prometida, sí, oyeron, no soy un soltero amargado, estoy comprometido con esta chica. Yo me acuerdo de que ella tiene todo el derecho a estar enfadada, ya que como dijo, había quedado en ir a su casa para organizar los preparativos de la boda, pero como siempre se me olvidó.
-"Perdóname cariño, es que Wakabayashi me entretuvo intentándome convencer de que me fuera esta noche con ellos a un karaoke y..."
-"Y te convenció y preferiste quedar esta noche con tus amigos antes de con tu novia para preparar tu boda, muy bonito"-ni tiempo me dio a terminar la frase. Parece que está muy enfadada ¿Ahora cómo hago yo para que se calme?
-"Te equivocas, no quedé con ellos por mucho que me insistió, prefería no salir esta noche para quedar contigo"-sí, en cierto modo es verdad lo que dije, por otro lado no ¿La verdad? que no quedé con ellos ¿Y la mentira? que les dije que no porque tenía que quedar con mi novia…Pura mentira porque les dije que no por el tema de madrugar y eso.
-"Y voy yo y me lo creo pero bueno ya que estoy aquí pongámonos con los preparativos de la boda, que es dentro de tres meses y aún no tenemos nada"-punto a su favor. Yo no es que haya colaborado mucho en la boda. Sí, me quiero casar con ella, es la mujer de mi vida, pero es que los preparativos son un rollo ¿O no?
Yo no tengo más cojo*** que asentir y ponerme con los dichosos preparativos de la boda. No entiendo por qué tanto lío para una cosa que sólo dura unas horas...
Después de más de dos horas arreglando papeleos, eligiendo menús y comparando precios, conseguimos dejarlo medio solucionado todo. Fijaos en todo lo que tardamos, porque empezamos a las ocho y media y son ya las diez y media ¡Dos horas con esto! yo me vuelvo loco.
-"Bueno, ya tenemos casi todo solucionado, ahora será mejor que comamos ¿No cariño?"-propuso mi novia
-"Claro, estoy muerto de hambre con esto del entrenamiento"-contesto
-"Bien, pues yo preparo la comida, tú vete a quitarte ese chándal y ponerte algo más cómodo"-dijo mientras se iba a la cocina. ¡Pero cómo me entiende y conoce esta mujer!
-"Claro mi amor, no tardo"-voy y me pongo mi pijamita, no se burlen de mí ni de mi pijama, que aunque sea de rayitas, muy mono que es y el cariño que le tengo yo...
Voy a la cocina y veo que ya está todo listo…uhm y huele delicioso ¡Qué hambre!
Nos ponemos a cenar en silencio hasta que yo rompo el hielo y le hago la pregunta del millón.
-"Uhm cariño"-ella me mira-"Es muy tarde ya, ¿te quedarás a dormir no?"-le pregunto esperando como respuesta un sí.
-"Bueno…si quieres claro que si me quedo es muy tarde ya y no traje mi coche y me da miedo irme sola por las calles a estas horas"-¡Bien, dijo que sí!, ya soy feliz ja, ja, esta noche supongo que tendré fiestecilla…
-"Vale, me parece perfecto, ponte tú el pijama, ya que medio de tu armario está aquí de las veces que te has quedado a dormir, que yo voy a recoger la cocina"
-"Me parece estupendo, eres un cielo tesoro"-ella me da un beso que me deja K.O. y se va a ponerse su pijamita (ella tiene aquí un pijama para cuando se quede a dormir) .bueno…si a eso se le puede llamar pijamita, porque es más bien un trozo de tela diminuto; unos minis pantalones cortos y una blusilla medio transparente y muy escotada...no, si cuando yo digo que esta mujer es impresionante, lo digo por algo.

Bueno, pues a la hora que ya parecía que era suficientemente tarde, nos acostamos, eh, aclaro, acostarnos de dormir, no seáis mal pensados amigos.

Ya todo aclarado, me meto en la cama, junto a mi prometida. La abrazo quedando entrelazados y ambos caemos en un profundo sueño.

Fin del capítulo. I


_________________


* .. Debes luchar por lograr tus sueños, aunque tu alma y cuerpo se consuman en el intento de alcanzarlo .. *
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://aniitabecker@gmail.com
Mary Ozora
Liga escolar
Liga escolar
avatar

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 15/10/2015

MensajeTema: Re: La felicidad; ¿Se me escapa de las manos?   Vie Oct 16, 2015 10:36 pm

Fic en primera persona!! Como mola ^^
La pelea de Schneider con el despertador es exactamente igual a la mía con el mío. Si es que cuando mejor estan te molestan sonando u.u
Schneider y su manía de olvidarse de las cosas. Si es que estos hombres... Siempre se olvidan o "hacen los que se olvidan" de los preparativos de su boda y se tiene que encargar siempre la novia... ¡Hombres!
Mira que rapido se le pasa a la otra que su noviecito se le olvide la boda y se va a "divertirse" con el xDDD
¡Conti aquí!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
La felicidad; ¿Se me escapa de las manos?
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» BUSCANDO FELICIDAD
» La naturaleza de usted es Felicidad.
» ANIMAL MUTANTE ESCAPA DE UNA CENTRAL DE GENÉTICA
» DemAsiAdA felicidAd - Alice Munro
» El secreto de la felicidad (microrelato)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Captain Tsubasa's Fans :: Captain Tsubasa :: Fanfics-
Cambiar a: